Nosotros

"Nuestro concepto se basa en disponer siempre de vinos distintos y diversidad para todos los paladares, dar un servicio especializado al cliente y contar con una espacio para educar al cliente."

  • Wine pour
  • Wine cellar
  • Wine cellar
  • Grapes and red wine
  • Grapes and wine
  • Depositphotos_6168388_original(1)

Primera tienda de vinos de Costa Rica

Cuando Michael Seaward, oriundo de Londres y conocido geólogo, abandonó el frio londinense a sus 23 años para reconocer el mundo, aterrizó en Latinoamérica.

Seaward cargó su equipaje y trasladó a su familia desde República Dominicana a Costa Rica para desempeñar un proyecto en materia de geología. Sin embargo, una de sus hijas, Elizabeth Seaward, quedó prendada del país y decidió echar raíces y formar una familia al ritmo del “pura vida” y lejos del trajín de la capital británica.

Michael decidió retirarse de la geología.En unos de sus viajes a Chile estableció contacto con la familia del viñedo chileno Carmen y desarrolló la idea de comenzar a integrarse dentro del negocio vinícola, una pasión que cimentó por años.

Inicialmente, Seaward fundó, junto con varios socios, el Restaurante Cabernet, en Vista del Mar, Coronado. Seguidamente, bautizó Cabernet Wine Shop, la primera tienda de vinos en Costa Rica, en Calle Real, San Pedro. Desde sus inicios, siempre contaron con la representación exclusiva de copas Riedel y Eurocave.

Las copas Riedel han sido consideradas como las mejores del mundo por la mayoría de los expertos en vino. Los mismos han destacado que el efecto de las copas sobre el vino de calidad es profundo. Por otro lado, Eurocave se ha consolidado como líder mundial en armarios climatizados para vino.

Cabernet Wine Shop cuenta con más de 250 tipos de vinos. En materia de copas de Riedel, ofrece más de cinco líneas de estilo y decanters. Además, presenta productos gourmet y realiza canastas. También cuenta con la idea de poner en disposición del cliente flores frescas y pan fresco. En total, dispone de 721 productos diferentes en la tienda.

Se contempla como un espacio exclusivo para palpar el buen vino y recibir un trato especializado y exclusivo. “Los dueños estamos incluidos en todo proceso de venta, como negocio familiar, mantenemos un trato cercano, además de ofrecer una educación en el vino al cliente”, concluyó Seaward.

En la actualidad, los hijos de Michael Seaward trabajan codo con codo para cumplir el sueño de su padre.